Testimonios sobre Pa'i Puku

Si Ustedes quieren dar un testiomonio personal sobre Pa'i Puku, por favor enviar con WhatsApp al numero +49 162 2779912  o con e-mail a causapaipuku@gmail.com - gracias!


                    Testimonios

Homilía del Pbro. Dr. Cristino Bohnert, rector del Seminario Mayor Nacional del Paraguay en Asunción, sobre Pa'i Puku en la misa OMI del 31.7.2022 en la Capilla Pa'i Puku! 

En la misa OMI del domingo 31 de julio 2022 nos dío el Pbro. Dr. Cristino Bohnert, Rector del Seminario Mayor Nacional del Paraguay en Asunción y predicador invitado de esta misa, un testimonio extraordinario sobre Mons. Pedro Shaw OMI "Pa'i Puku", comparandole con el ejemplo del Santo Cura José Gabriel Brochero de Córdoba en sus estilos de una vida sincera, para presentar después a nuestro gran misionero como modelo ejemplar de fe para la iglesia del Chaco!

Ya en su tésis de doctorado de 2009 sobre la Misión cristiana en el Chaco Paraguayo, el Pbro. Cristino Bohnert escribió sobre la personalidad y la obra de Pa'i Puku : "La fama como misionero itinerante y como guía espiritual sigue todavía viva y la población del Chaco lo considera Santo". 

En la foto recibe el predicador invitado Dr. Cristino Bohnert, Rector del Seminario Mayor Nacional del Paraguay en Asunción (a la izquierda), el agradecimiento del celebrante P. Oscar Vera OMI, Director del Escolasticado de los Oblatos de María en Asunción (en el medio), y en este momento del concelebrante Pbro. Arnaldo Sanabria Orué, Vicario de la parroquia Virgen de la Victoria de Villa Hayes (a la derecha), por su testimonio extraordinario sobre Mons. Pedro Shaw OMI "Pa'i Puku". 

Documentación y comentario del Dr. Luis Fernando Ibañez, director de la Radio Pa'i Puku

Durante su homilía en el Centro Espiritual Pa'i Puku, ubicado en el km 28, Villa Hayes, Chaco, el domingo 31 de julio, el P. Cristino Bohnert, rector del Seminario Mayor del Paraguay, destacó la vida del Pa'i Puku, ilustrando a los fieles con la precisión de un académico, que ha estudiado profundamente la vida del misionero, por un lado y, la de un sacerdote, que está enteramente convencido de la figura heroica y de santidad del Mons. Pedro Shaw.

La mula del cura Brochero y el caballo del Pa'i Puku

Para hablar del Pa'i Puku, tomó como punto de comparación, la vida de otro sacerdote, cuyas vivencias, aunque en tiempo y espacio muy diferenciados, evidencian ciertas semejanzas muy llamativas: el sacerdote argentino José Gabriel del Rosario Brochero, conocido popularmente como el "cura Brochero", que fue canonizado por el Papa Francisco en 2016.

"Cuando estuve preparando la homilía sobre el Pa'i Puku, pensé en otro sacerdote: el cura Brochero. Creo que hay cosas en común. A él se lo representa viajando en una mula, que fue su compañero de viaje", comenzó diciendo Bohnert, para señalar de cómo el sacerdote recorría el interior de Córdoba para visitar a la gente más pobre de esta región.

Evidentemente, con esta referencia histórica de la recorrida que hacía el cura Brochero con su mula, el P. Bohnert, buscó llamar la atención sobre la figura del Pa'i Puku, que, como misionero, también recorrió extensas zonas del Chaco a caballo.

El cura Brochero con los pobres de Córdoba y el Pa'i Puku con los pobres del Chaco

En otro momento de su homilía, recordó que el cura Brochero se había dedicado bastante a los pobres, cruzando sierra tras sierra, luchando además por la construcción de caminos e incluso haciendo gestiones para lograr la entrada del tren en la zona.

"Una de las cosas que llama la atención es que se entusiasmó mucho con la gente más pobre que vivía tras la sierra, en Córdoba. Estuve en una oportunidad por el lugar y allí me dí cuenta de lo que significaba vivir tras la sierra. El cura Brochero logró que se hiciera caminos. También buscó que el tren de Buenos Aires pasara por la zona", dijo.

En otra ocasión, el cura Brochero, como signo de protesta, envío cajas de frutas podridas a Buenos Aires, con la idea de dejar en evidencia de cómo se pierden los productos por la falta de caminos, según el P. Bohnert.

En su relató sobre el Pa'i Puku, el rector del Seminario Mayor del Paraguay, presentó además algunos datos sobre la familia del mismo, señalando que procedía de una familia muy católica, donde tres optaron por la vida sacerdotal, otra por la vida religiosa benedictina y, otra, se hizo enfermera.

"Todos se pusieron a servir a los demás. Realmente ellos se juntaron para los demás. Toda la familia", enfatizó el predicador.

Vivió como un verdadero Oblato: Fue un Hombre de Dios, de la Virgen María y de los Pobres

Destacó que descubrió al Pa'i Puku en el proceso de investigación que estuvo realizando sobre los Oblatos de María Inmaculada (OMI). Le llamó la atención la cantidad de escritos que el Pa'i Puku había realizado sobre sus viajes, contando las vivencias que iba teniendo en las estancias y en los pueblos.

"Me tocó investigar la misión de los OMI en el Chaco. Me llamó la atención la vida de varios misioneros. Y me topé con la historia del Pa'i Puku. Revisé sus cartas, sus crónicas de viajes. Como misionero itinerante se pasaba dos semanas e incluso un mes entero viajando, anotando sus giras", recordó.

Enfatizó que el Pa'i Puku no era solamente grande por su estatura física, sino sobre todo por la misión que había emprendido, con mucha entrega y amor a los pobres. "El Pa'i Puku no era solamente grande debido a su estatura, sino que puso gran cariño a su misión, su servicio a la iglesia, a los más pobres, a las familias. Se dio cuenta también que las personas necesitan de los medios materiales para vivir, que tenían que salir adelante", recordó Bohnert.

Comentó también que el misionero había ingresado con los Oblatos de María Inmaculada a los 20 años de edad, con la intención de ser realmente un Oblato, buscando vivir las cuatro características de esta congregación religiosa: ser un hombre de Jesucristo, un hombre consagrado, un hombre de los pobres y de la Virgen María. "Si uno analiza la vida del Pa'i Puku, se puede decir que él tuvo todas esas características. Era un hombre de Cristo, íntegro y un hombre de la virgen María", profundizó.

Rezaba con el breviario andando a caballo

No cabe dudas de que el Pa'i Puku era un hombre de oración y no perdía la oportunidad para dedicarse a la misma, incluso cuando andaba a caballo; pero en algunas ocasiones, tuvo dificultades para el rezo con el breviario por lo que solicitó a su obispo la sustitución del mismo por el rezo del rosario.

"La oración era muy importante para este hombre. No era simplemente moverse de un lugar a otro, de viajar nomas, sino dedicarse a la oración en su peregrinaje de una comunidad a otra, de un rancho a otro y de una estancia a otra", relató.

En otro momento, invitó a los presentes a "pedir la intercesión de este gran sacerdote, de este gran religioso, que tuvo la iglesia aquí en el Chaco. Sobre todo, pedir para que nos animemos a dejar nuestra seguridad, así como él se animó a dejar la seguridad de su familia, de su pueblo".

Antes de emprender viaje tuvo cierto conocimiento del Chaco por medio de la comunicación que mantuvo con otros hermanos de su comunidad también Belgas, quiénes habrían advertido sobre las dificultades que iba a experimentar, aunque no sería tan complicado, ya que por otro lado, también se encontraría con gente muy hospitalaria.

Contó que el misionero no quiso simplemente quedarse con el gusto de visitar a las familias, a los jóvenes, o a los niños, sino que pretendía aportar más a la población chaqueña, ejecutando proyectos de formación de gran envergadura y significación, como la construcción del internado Pa'i Puku (km 156), el plan de instalar una emisora, que luego se materializó con la puesta en el aire de radio Pa'i Puku 720 AM.

Cómo le surgió al Pa'i Puku la idea de instalar una radio en el Chaco

La pretensión del Pa'i Puku era la de llegar a todas las poblaciones de la extensa zona del Chaco. Y, muchas veces, cuando llegaba a un pueblo o una estancia, los pobladores ni estaban enterados de que el Pa'i Puku iba a pasar por allí. Se le complicaba bastante la comunicación, a pesar de ser una persona muy organizada y prever todo, este era un punto que no podía resolver. Entonces, pensó en la instalar una radio para poder también pasar los avisos y apoyar la evangelización desde la comunicación.

"Se cuenta que cuando solía irse a una estancia la gente ni se enteraba que iba a estar por allí. Entonces pensó sobre la necesidad de tener un medio de comunicación para poder compartir las necesidades de la comunidad, o un medio de comunicación para transmitir la palabra de Dios o para pasar los avisos. Y bueno, eso es lo que hoy está haciendo radio Pa'i Puku", explicó Bohnert.

No hay que hacer las cosas vai, vai (mal, mal)

El P. Bohnert dirigiéndose a los jóvenes les exhortó sobre todo a tomar la vida con entusiasmo, a comprometerse de verdad con su comunidad, así como lo hizo el Pa'i Puku, que imprimió creatividad y apasionamiento por su misión. De este modo, tomando como referencia el sentido cultural popular del idioma guaraní, instó también a los jóvenes a hacer bien las cosas, saliendo de la tendencia de hacer el "vai, vai (el no hacer bien las cosas).

"Pa'i Puku era un señor que no se dejó estar, era creativo y apasionado. Podemos aprender mucho de él, apasionarnos por una misión, cualquiera que sea. El hacer las cosas vai vai no funciona. Jóvenes, cuando estudien, estudien bien, entusiásmense. Si se van a comprometerse en una comunidad, comprométanse bien, ani la vai vai. Upéa ndoikói, ndoikói, ndoikói (eso no anda). Esto saben bien los que trabajan en el Chaco ya sea con el ganado o la agricultura. Saben bien que es difícil esta tierra, saben lo difícil que es esta realidad. Esta es una zona muy distinta a la parte oriental, pero aun así se encuentra la gracia de Dios, quizás incluso, mucho más que en otro lugar", dijo con entusiasmo Bohnert, para reafirmar la importancia de la figura del Pa'i Puku, como un modelo a seguir.

"El futuro Santo"

El rector del Seminario Mayor del Paraguay, P. Bohnert, exhortó en el Centro Espiritual Pa'i Puku, para que los chaqueños tomen como modelo de vida al Mons. Pedro Shaw, deseando al mismo tiempo, que el misionero se convierta en santo patrono del Chaco.

"Yo les quiero animar queridos hermanos, para que a la luz del evangelio que hemos escuchado hoy y a la luz de los santos, del futuro santo, que ojalá se convierta el Pa'i Puku en patrono de esta zona, de esta Iglesia en el Paraguay, en el Chaco paraguayo, en un referente que nos pueda motivar, animar y valorarnos mucho más, crecer en autoestima, crecer en la fe en nosotros mismos, en Dios. También debemos tener confianza en la Virgen María, que ella nos asista para que seamos mejores familias, mejores chaqueños, para que ella nos asista", remarcó el rector del Seminario Mayor del Paraguay.

El P. Cristino Bohnert, como un estudioso y a la vez un entusiasta predicador del Pa'i Puku, dijo finalmente, que, a través de la figura de este misionero, "el Paraguay reconozca al Chaco no solamente como una tierra próspera y fértil en bienes materiales, sino también próspera y fértil en bienes espirituales, donde Dios esté presente".  


Martes, 21 de junio de 2022

Recuerdos de Mons. Pedro Shaw - Pa'i Puku


Mons. Guillermo Steckling OMI, obispo de Ciudad del Este, nos envió un testimonio por motivo del aniversario de la muerte de Pa'i Puku 

Hoy es el aniversario de la muerte de Pa'í Puku. Falleció un día de Corpus Christi, el 21 de junio de 1984. La noticia me llegó en Colonia Independencia. Lo primero que hicimos era rezar entre algunos seminaristas por el eterno descanso de este gran misionero.

Llegué a conocer al Padre Pedro Shaw a fines de 1974, cuando yo apenas había puesto pie en el Paraguay. El provincial me había destinado a Puerto Elsa, hoy Nanawa, para reemplazar al Padre Pedro en sus vacaciones que iban a ser más prolongadas por los tratamientos médicos que él necesitaba. Al inicio pasamos como 15 días juntos. El Padre me explico mi tarea y me hizo conocer la parroquia. Se movía mucho para visitar a la gente; a menudo lo hacía a caballo. Para su conversación con los feligreses prefería el guaraní. Como yo tenía que aprender el castellano él hablaba conmigo en este idioma y de manera muy consecuente. No escuché ninguna palabra en alemán, sólo más tarde me enteré de que él conocía bien este idioma.

Me impresionaba en él su austeridad, y su alegría que se le notaba en los ojos. Se percibía su espíritu de oración. Solíamos rezar junto con las Hermanas de la Sagrada Familia de Burdeos. Le gustaba hacer bromas y reírse con la gente. Para enseñar a los feligreses usaba palabras sencillas y llegaba a conclusiones muy prácticas. Desde el altoparlante en el campanario lanzaba invitaciones a la misa u otras actividades. Se expresaba con humor y al mismo tiempo siempre insistiendo con seriedad en la importancia de ir a misa. Me dio una vez su opinión sobre una de mis homilías y me aconsejaba no dar muchas vueltas sino concentrarme en unos pocos pensamientos y nada más. Después de este breve tiempo de estar juntos como comunidad el Padre partió ya para sus vacaciones y cuando regresó yo dejé Puerto Elsa.

Este fue el tiempo más prolongado que pasé con Pa'í Puku. Luego lo encontraba ocasionalmente sea en la casa central de Asunción, sea en algún viaje por el Chaco.

Estuve presente en su ordenación episcopal. Prácticamente todos los obispos habían llegado a Mariscal Estigarribia, y el Chaco nos recibía con calor, polvo y vientos fuertes; hasta volaban algunas mitras en la misa que se celebró al aire libre.

Él estaba acostumbrado a todas inclemencias del clima en el Chaco. Una vez lo acompañé en la celebración de una misa en ambiente rural, bajo los árboles, y había muchos mosquitos que se posaban sobre su cara. Él hizo prácticamente nada para alejarlas. Ya era como un chaqueño más. Se escuchaban muchas anécdotas sobre su vida misionera y en algún momento yo intenté coleccionarlas para una pequeña publicación, pero esto nunca llegó a término. Aprovecho para poner un ejemplo anecdótico: ya 25 años después del deceso el Pa'í Pukú una señora de Puerto Elsa, capilla Beterete-Cué, me contó que un domingo el Padre Pedro estaba celebrando misa en este lugar alejado. Desde el altar observa que está pasando un carro a caballo justo frente a la capilla. Interrumpe la misa, sale afuera para hablar con el carretero y le exhorta diciendo que debe participar en la misa y no trabajar ya que es domingo.

Poco después de su ordenación episcopal tomó algunas decisiones que muchos misioneros no consideraban prudentes, por ejemplo, la entrega de algunos talleres de las misiones a los indígenas. Me impresionó que luego supo reconocer su error y humildemente pidió disculpa en una carta circular a los oblatos.

El relato de su accidente fatal lo escuché de las mismas Hermanas que viajaron con él. La participación de la gente en su despedida fue impresionante. Su último viaje de unos 500 kilómetros de lugar del accidente hasta su sepultura en Mariscal Estigarribia fue interrumpido varias veces por gente que quisieron decirle su último adios. Como es ya conocido, varios dueños de pequeñas empresas o negocios pusieron el nombre "Pa'í Puku" a sus emprendimientos. Que los Oblatos y todos los cristianos sepamos seguir sus pasos de misionero con fe, austeridad y alegría.

+ Guillermo Steckling, O.M.I.

----------------------------------------------------------------------------------------


Natalicia Ramirez Amarilla (Ña Kiki)

En entrevista con el director de la Radio Pa'i Puku, Dr. Luis Fernando Ibáñez, el 25.9.2021

"Yo conocí al Pa'i Puku", comenzó diciendo Natalicia de Ramírez, más conocida como Ña Kiki, que está apoyando con fuerza la causa del Mons. Pedro Shaw, pues está convencida de que el gran misionero debe llegar a ser reconocido como un santo. Ella vive en Villa Hayes y se siente feliz por haber conocido al sacerdote de los Oblatos de María Inmaculada (OMI).

Siempre alegre y luchadora, Natalicia, durante una entrevista concedida a Radio Pa'i Puku, en el Km 28 de la ruta transchaco, habló sobre varios aspectos de la vida del Mons. Pedro Shaw Ña Kiki comentó que llegó a conocer al Pa'i Puku en el Chaco, cuando estaba trabajando con su familia en una estancia. "Fui al Chaco con mi marido. Tenía 5 hijos. Fuimos a Trabajar y estuvimos viviendo en un retiro", afirmó. Agregó también que su esposo fue capataz de la estancia.

El encuentro con el Pa'i Puku se produjo de un modo sorpresivo e impactante en la zona de Zalazar, Dpto. de Pdte. Hayes. "Un día se fue para hacer misa en la estancia. Nosotros estábamos tomando mate. De repente apareció el Pa'i Puku, demostrando el aprecio hacia mis hijos. Yo le invité el mate, pero el agarró y derramó todito. Me sorprendió mucho. En el acto nos dijo: Vamos, vamos a la misa", rememoró con lujos de detalles Natalicia.

"A LA MISA, A LA MISA"

Pa'i Puku, como misionero, tenía una convicción y una espiritualidad a toda prueba enraizada en su profunda vivencia con la misa. Es por ello que invitaba con fervor a la gente para la participación litúrgica. "No puede ser que Dios venga a ustedes y le rechacen", les dijo el Mons. Pedro Shaw. Y, a continuación, les exhortó a ir al encuentro religioso. "Así, nos llevó a todos los que estábamos. Rápido, rápido, nos dijo", recordó.

Esa actitud y poder de convocar a la gente le conmovió mucho a Ña Kiki. "Desde esa vez yo demasiado le aprecio. Me llegó mucho ese hecho".

Después de un tiempo de andar por Chaco, Ña Kiki y su familia volvieron a Villa Hayes. Como era una familia muy religiosa, contó que uno de sus hijos hacía de monaguillo en la parroquia de este lugar.

CASI SE PERDIÓ LA CRUZ DEL PA'I PUKU

Un día, de un modo tan inesperado, recibieron la noticia de que el Pa'i Puku había sufrido un accidente. Sin dar muchas vueltas, se dirigieron presurosamente hacia el lugar. Estaban conmocionados, no podían creer. "Apenas nos enteramos, fuimos al Km 28. Llegamos al lugar, y dentro de tanta tristeza, nos dimos cuenta que no estaba la cruz que llevaba en el pecho. Era una cruz muy linda. Le dije a mi hijo que quedara a buscar. Después de un tiempo, encontró", expresó con serenidad, pero con una mezcla de melancolía y añoranza del misionero que un día marcó su vida en el Chaco.

Expresó que, desde aquel suceso trágico, inexplicable, comenzaron a llegar hasta el Km 28 de la ruta transchaco, muchas personas para encomendarse y pedir milagros, sobre todo para superar enfermedades complejas o incurables.

LE PEDÍ AL PA'I PUKU QUE ME PROTEGIERA DE LA PANDEMIA

Para Ña Kiki el Pa'i Puku es un santo y por tanto la gente tendría que recurrí a él para pedir la protección divina contra el covid-19.

"Yo, cuando vino la pandemia, me encomendé a él. Vi que la gente se enfermaba. Con mis 79 años, no me pasó nada. La gente se acercaba con desesperación. Yo les decía que se encomendaran al Pa'i Puku para que intercediera ante Dios. Les dije que Dios nos dio un santo y tenemos que recurrir a él para recibir la sanación", dice con convicción Ña Kiki.

LOS CHAQUEÑOS NECESITAMOS DE UN SANTO

Para Natalicia (Ña Kiki) Pa'i Puku ya es un santo. Pide para que la gente rece por la pronta beatificación del Mons. Pedro Shaw. "Recemos por Pa'i Puku para que sea un santo y que este lugar (km 28, Villa Hayes), llegue a ser un santuario como el de Caacupé. Los chaqueños necesitamos de un santo para que la gente venga para curarse, llevar el agua bendita. Yo le conozco al Pa'i Puku. Era un sacerdote santo. Caminó mucho por el chaco. Llegó a los confines. No era nada para él trasladarse en cachapé, a caballo, a pie y llevar a Jesucristo", describió sobre el perfil de misionero que fue Pa'i Puku.

TENEMOS QUE REZAR MUCHO

En un momento de la entrevista, manifestó su preocupación por las familias y por jóvenes. Sugirió que el arma más importante para que las cosas salgan bien está en la oración. "Que nuestra fe se acreciente con la oración y la espiritualidad para que lleguemos a hacer cosas buenas. Tenemos que valorar el hecho de tener un santo", enfatizó.

Finalmente, dijo que se tiene el deber de rezar para que se llegue al objetivo, que es la beatificación del Mons. Pedro Shaw. "Hay que rezar, yo lo hago desde las 5:00. Espero que lleguemos a la meta", enfatizó.

Un día de primavera, 25 de setiembre 2021, frente a la Capilla Pa'i Puku, ubicado en el km 28 de la ruta transchaco, después de romper con la paz del lugar, como lo es el Centro Espiritual, concluimos la entrevista. Conversar con Ña Kiki siempre será una gran oportunidad para saber algo más sobre el gran misionero del Chaco.  

-----------------------------------------------------------------------------------------

Reflexiones de Mons. Lucio Alfert OMI, Vicario Apostólico del Pilcomayo, sobre su antecesor Mons. Pedro Shaw OMI "Pa'i Puku" (por motivo del Aniversario de la muerte de Pa'i Puku 2021)


Mcal. Estigarribia, 21 de junio 2021

Queridos Hermanos y Hermanas:

Estamos conmemorando en esta semana un aniversario más de la muerte de nuestro querido Obispo, Pedro Shaw, Pa´i Puku. Por eso hemos venido junto a su sepultura para celebrar una novena para pedir a Dios por él y su beatificación y para pedir con él a Dios por nuestro Vicariato del Pilcomayo que este Obispo ha dirigido con mucho cariño por solamente tres años, cuando una muerte en un trágico accidente terminó abruptamente con sus andanzas misioneras en esta zona. Ahora está con nosotros en su sepultura aquí en la Iglesia San Miguel, pero El desde el cielo nos está acompañando y su corazón sigue recorriendo el Chaco, ya que todo su amor ha dado a este su querido pueblo chaqueño.

Quién era Pa´i Puku, qué es lo que él nos dice Hoy?

Su fe profunda y su amor a la Iglesia recibió de su familia: Así además de Él, Pedro, dos de sus hermanos también fueron sacerdotes y una hermana Religiosa y abadesa. En una familia de tan profunda convicción y vivencia cristiana es posible que nazcan vocaciones y que Dios pueda llamar a jóvenes para estar plenamente en su servicio no a medias sino con todo su ser.

Escribe Pedro un poco después de su Ordenación a su Madre: "Soy Sacerdote ... Hay que serlo para saber lo que es! Sólo el pensarlo me hace caer en arrebates de amor y agradecimiento". Vivió su sacerdocio realmente como una gracia no merecida de parte de Dios y por eso toda su vida era un agradecimiento al Señor.

En 1952 llega al Chaco al Vicariato Apostólico del Pilcomayo e inicia su misión desde Benjamin Aceval. Decía el P. José Bulber, que le conocía bien, al escribir sobre su vida: "... los pobres, los más pobres, todos los pobres son los que buscará y encontrará en todos los lugares y sitios y en los lugares más recónditos del Chaco, de este vasto y arduo y desabrido Chaco Paraguayo. A caballo, en cachapé, y a veces a pié, por áridos desiertos y por extensos bañados, atravesando ríos y riachos y pantanos plagados de toda clase de insectos, alimañas, mosquitos y polvorines. No conoce ni tiempo, ni hora, ni fronteras y tampoco límites en cuanto a y para su constitución física."

Así recorre por años el bajo Chaco fundando el centro misionero, María Medianera, con la hoy llamada Escuela Pa'i Puku, donde podía acudir la gente en sus necesidades. Pero su celo apostólico siempre de nuevo lo llevó a hacer largas giras por los parajes y estancias del bajo Chaco, muchos lugares, donde hoy con los modernos medios de transporte pocas veces llega representantes de la Iglesia.

El Amor de Dios le urge a Pa´i Puku, quiere que todos, especialmente los más pobres, conozcan y sientan este amor de Dios y se animen a vivir la alegría de resucitados. Por eso Pa'i Puku se acerca a ellos hasta en los últimos rincones, se viste come ellos, come con ellos. Cuenta con la generosidad de la gente sencilla para cubrir sus necesidades, Ayudar a los demás no s para lucirse, como dice el Evangelio, sino como San Pablo exhorta en la 1. Lectura dar de sí para ayudar a los pobres por puro amor.. El acompaña a la gente y les enseña con su modo de vivir de que Dios está en medio de ellos. Su manera sencilla de presentar la fe y su modo coherente de vivir lo que predicaba convencía a la gente, que llegó a amarlo profundamente como su pastor. Su lema episcopal era tan sencillo y a la vez profundo como él mismo: "Que sean uno". Este era su deseo, que la gente de tantas diferentes culturas y clases sociales, familias, niños, jóvenes y adultos vivan unidos, unidos a Dios y unidos entre sí. Por eso también insistía a los sacerdotes que sean verdaderos pastores de su pueblo como el mismo intentaba serlo, pastores que aman a su pueblo, vayan en busca de los alejados y pobres y que gasten su vida por ellos. Pedro buscaba siempre nuevos caminos para llegar a la gente más abandonada, buscaba soluciones a sus más urgentes necesidades.

No siempre fue fácil su trabajo. Posiblemente experimentó lo de los apóstoles en la trayectoria en la tormenta en el mar, cuando estaban llenos de miedo por el peligro que la barca se hundiera. No siempre fue comprendido en su afán misionero y sus propuestas pastorales. Hasta físicamente su cachapé, construido como un tipo canoa se hundió en las aguas del Rio Verde. Pero siempre supo sobrellevar estas peripecias y sufrimientos con fe y confianza en Dios y el amor a la gente. Así Pa'i Puku lo vivió, cuando una Sra. Enojada con el le pegó en la cara, el le mostró la otra mejilla. Nada de enojo, sólo amor. Saber que Dios está con uno es lo único lo que da valor y seguridad a un misionero en medio de las dificultades. Meditando frente a la cruz enorme en la iglesia de la Escuela Pa´i Puku, y llegando al resumen expresado en guaraní al pie de la cruz "Peichaite peve Ñandejare ñanderayhu", el misionero como Pa´i Puku únicamente puede ir adelante diciendo como San Pedro "Nde rerape Ñandejara", en tu nombre lo haré.

Además Pedro tenía una devoción profunda a María, ella era la "Medianera de todas gracias". Se sentía acompañado por ella y protegido en sus largos años de misionero y sus pocos de Obispo. Era un hombre de Dios enviado al Chaco para enseñarnos, cómo uno puede con toda el alma servir a Dios. Aprendamos de El su amor a Dios, a la Iglesia y a todo el pueblo chaqueño, aprendamos de El su fidelidad a la causa de Dios y de los hombres chaqueños, aprendamos de El su sencillez, su humildad y bondad, para que también nosotros podamos ser discípulos de Jesús y sus misioneros, mensajeros del amor de Dios. Amén. (Lucio Alfert omi)


Más testimonios:

Francisco Garcia Odriozola

de 62 años, trabaja en una ONG de Derechos Humanos, vive en Villa Hayes, casado, tiene un hijo Psicologo y una hija contadora 

El Padre Pedro a mí me había bautizado...

”... en una de las tantas recorridas que él hacía por casi todo el chaco paraguayo, hacía su recorrido a caballo, en cachapé (carreta), en canoas, lanchas, camioneta y a pié. Yo nací en una isla que está situado a 100 km al norte de Asunción y el Pa'í Pukú llegaba hasta allá en bote, y mi mamá me contó que Pa'i Pukú me bautizó. Luego cuando ya fuí mayor compartí con él en algunos encuentros, jornadas y fué por ahí en los teatros que haciamos yo le imitaba, su forma de vestir, de hablar, sus gestos, fumaba cigarro. También le dibujé, el se rió mucho. Era tan alto que alargaba su cama con silla. Tengo tantas anecdotas de Pa'í Pukú.“

 

Testimonio sobre Pa'i Puku por WhatsApp del 06.08.2021

Carlos Sebastián Cardozo Quiñónez

de Puerto Elsa - vive ahora en San Lorenzo, docente jubilado, 70 años de edad, casado 3 hijos, guitarrista y arpista  

Pa'i Puku un Santo Varón!!!

1) Los días jueves de noche a partir de desde las 19:30 hs aproximadamente en la casa Parroquial el invitaba a todos para darnos enseñanzas de Cristo y de nuestra iglesia católica. Para él ese día era sagrado y se alegraba mucho por nuestra participación. Al término de sus enseñanzas nos ofrecía un compartir de lo que el preparaba.

2) Visitaba a todas las comunidades dependientes de la Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús, dónde él era Párroco para acercarse a la iglesia y asistir a Misa. A veces a pie, en bicicleta, a caballo. Producto de esas visitas como misionero logró acercar y participar a misa a aquellos más alejados de Dios. Utilizaba en esa época un parlante para dar los avisos y difundir música cristiana.

3) Pedía a todos respetar el tiempo de Cuaresma. Nos decía que no es un tiempo para las cosas paganas...


Testimonio sobre Pa'i Puku por WhatsApp del 14.05.2022


Hermana Juanita Añazco

de Puerto Elsa - 62 años de edad

Un breve testimonio sobre el Pa'i Puku:

La personalidad del Pa'i Puku era muy peculiar....Era un misionero entregado a su misión, auténtico y sencillo. En Pto. Elsa, para conocer sus parroquianos visitaba todas las comunidades con el medio que podia: su caballo, bicicleta y también tenia una chata cuadrangular con remos medio de transporte para el río.

Cuando llegó recien, salía recorrer las casas... Una vez pasaba frente de mi casa y paró en el portón saludando. Mi madre no le conocía y se extrañó de que le hablara en guarani. Mamá le dijo "eguaheke karai" (adelante Señor) y él respondió "nda cheikuaai piko"? Mamá Nde niko oimene petei estanciero mba'e hina, peicha oñemonde umi karai. Era por su manera de vestir porque usaba bombachon y sombrero. Che niko Pa'i... (soy el sacerdote) y le dijo. Le reclamó que tenía que ir a misa y asi ya sabría quien era. Mamá para justificarse le dijo "yo no me voy pero les envío a todas mis hijas a la misa... Y le dijo que estaba muy bien mandar a sus hijas pero que ella tambien tiene que participar porque la Misa es muy importante.

Cuando yo era postulante de la Sagrada Familia vivía con lad hermanas en la Parroquia y la misa diaria era a las 05:30h cada dia.... Y no habia luz eléctrica aun en el pueblo. El padre tenia una lampara "petromax" a kerosen en el altar...no temia al sacrificio... Era un misionero y amaba su vocación. Fue un gran misionero!

Testimonio sobre Pa'i Puku por WhatsApp del 02.07.2022

Pedro Colman +

la familia Colmán de Lambaré, en aquel entonces encargados de Pa'i Puku en la parroquia de Puerto Elsa: Lilia Colmán, conocida y nombrada por todos con el nombre Ñanela, ella como cocinera de la casa Parroquial, su esposo Don Pedro carpintero entendido, y a su modo postero, electricista y en el manejo de otras necesidades, un factotum para lo que necesitara la parroquia, fallecido en 2021.

Pa'i Puku fue un excelente sacerdote!

"Tenía mucho don de persona. Seguía al pié de la letra lo que ordenaban sus superiores. Él decía: "El obispo me dice que plante una mandioca no por la raíz, sino de las hojas, lo haré." Las gentes participaban mucho de los actos religiosos, las fiestas patronales eran verdaderas fiestas de los católicos- Gracias a Pa'i Puku, compartí, conocí muchas gentes, conocí màs sobre nuestra relidión, no se le podía decir no, antes de comprobar que era imposible hacer algo. Aprendí a ser buen católico."


Declaración personal sobre Pa'i Puku del 15.09.2019

Antonio Brusquetti 

Bpecuaria S.A.

vive en Mariano R. Alonso, empresario, muy amigo de Pa'i Puku, tiene en honor de él varias pinturas en su oficina y en su casa, regaló para el Centro Espiritual Pa'i Puku toda la iluminación

Doy gracias a Dios a Pa'i Puku por que nuestro negocio va progresando a 100%

"Cuando inicie mí recinto ferial me fui junto a su gruta y le pedí que me ayudará a terminar mi complejo ferial y qué siempre me guíe y qué mi proyecto se haga realidad. Y yo le dije a Pa'i Puku qué en cualquier momento le terminaría su capilla."


Testimonio sobre Pa'i Puku por WhatsApp del 24.02.2018

Pedro Mártir Sánchez Zayas

vive en Benjamín Aceval, Ruta Transchaco km 41.5, comerciante, en aquel entonces en Puerto Elsa zapatero y sastre - catequista de Pa'i Puku 1973-1981  


Agradezco a Dios y al Pa'i Puku por guiarme...

”Ahora quiero caminar al lado de Pa'i Puku. Por eso rezo diariamente y comulgo en las Carmelitas.“



 Testimonio en la misa OMI del 23 de febrero 2020 en la capilla del Centro Espiritual Pa'i Puku (grabado por la Radio Pa'i Puku)

Mercedes Brizuela de Lovera (Ña Mela)

vive en su estancia "La Chaqueña" en el Chaco, zona Linea 32; es corresponsal del periódico "ABC Color" de Asunción, y ejerce la función del juzgado.


Quería comentarte que nosotros recibimos las gracias de Pa'i Puku...

"Laura llegó a perder dos veces su bebe a los tres meses de ambarazo, 2009 y 2012...

También tuvo problemas con el tercero, también a los tres meses de gestación, ahí ella empezó a rezarle a Pa'i Puku, hoy Lucas tiene 5 años..."


Transcripción de un testimonio escrito a mano, enviado por el P. Miguel Fritz OMI por WhatsApp del 24.9.2019

Natalicia Ramirez Amarilla (Ña Kiki)

vive en Villa Hayes, comerciante, su familia se dedica a la misa dominical en la capilla del Centro Espiritual Pa'i Puku desde la inauguración (incl. transporte de Mons. Cárdenas en su silla de ruedas)


Hoy por la gracia del Pa'i Puku, estoy presente aquí...

"Es como un milagro tan grande que yo, cada domingo, esté en esta capilla acompañando al obispo y sacerdotes. Estoy muy contenta con mi familia y con mis hijos, que son 18. Hemos recibido muchas bendiciones. No tengo ni un hijo drogadicto o que estén con el alcohol. Tenemos un gran deber para que Pai Puku interceda a Jesús por todos nosotros, para que este Paraguay sea mejor, para que los jóvenes sean mejor y salgan muchas vocaciones. Aquí estoy con mi hijo Francisco. Siempre recemos al Pai Puku. Muchísimas gracias."


Testimonio en la misa OMI del 23 de febrero 2020 en la capilla del Centro Espiritual Pa'i Puku (grabado por la Radio Pa'i Puku - traducción al castellano del original en guaraní)

José Ariel Gill Peters

nacido en 1980, vive en Benjamín Aceval, abogado, cumplía en la parroquia Santa Rosa de Lima como monaguillo y catequista, sus padres fueron colaboradores muy allegados a Pa'i Puku 


Conozco personas que habían testimoniado milagros recibidos de Pa'i Puku...

"Algunos habían mencionado haber recibidos el milagro en curación de enfermedades, otros inclusive, haber formado pareja de matrimonio, mediante su favor. Mi padre fue muy allegado a la Iglesia, en tiempos de Pa'i Puku y menciona la curación de enfermedades al invocar su nombre. Incluso yo, puedo atestiguar que, gracias a él, pude sanar de las secuelas de un accidente" 🙏🏼❤️❤️


Testimonio sobre Pa'i Puku enviado por WhatsApp del 7.5.2021

Emanuel "EMA" Benítez

nacido en 1998 en Nanawa (Ex Puerto Elsa), Coordinador Diocesano de la Pastoral de Juventud de la diócesis de Benjamin Aceval, también prestando su servicio en la Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús como Co-Encargado del coro Parroquial, para la catequésis de confirmación y en la parte de tecnología y comunicación.


El legado de Pa'i Puku para los Jóvenes 

”La iglesia a lo largo de su historia, nos ha dado Santos que dieron testimonio de Cristo Resucitado a través de su entrega en la oración, en la misión, etc. Los jóvenes, especialmente la del Chaco, y más de la Diócesis de Benjamín Aceval desde años vienen recordando a un gran misionero que estuvo recorriendo toda nuestra diócesis, haciendo que familias conocieran el amor de ese Cristo. Para los jóvenes, es importante poseer un modelo, una guía, nos podrían decir, están los Beatos Chiquitunga y Carlo Acutis que ambos desde su vida supieron entregar sus acciones, y que nos enseñan hay diferentes métodos de alcanzar la santidad. Creemos que, el Pa'i Puku, el gran misionero del Chaco, que actualmente solo podemos conocerlo a través de las anécdotas de nuestros padres y abuelos, nos hace ver que no fue solo un sacerdote que visitaba los hogares, si no, uno que se hacía amigo, compañero, familia. Es aquel que supo llevar la misión a su máxima expresión, uno que llegó acercó a la Iglesia a aquellos que estaban lejos, el claro ejemplo de lo que el Santo Papa Francisco nos pide "Una Iglesia en Salida". Pa'i Puku nos dejó un gran legado, la forma correcta de hacer Misión, como él mencionaba con las palabras del Profeta Isaías: Aquí estoy, enviame. Nosotros también decimos, Señor, aquí estamos. La Iglesia Joven Diocesana, actualmente no se encuentra en la mejor situación, empeorado por la Pandemia que nos encontramos pasando, ponemos nuestra Fe en que, con la intercesión de Pa'i Puku, y su ejemplo de peregrinar, haremos que más jóvenes se acerquen a la Iglesia. Tenemos la Fe que, una vez los jóvenes conozcan a Pa'i Puku, su vida y ejemplo, no habrá joven que no se resista a ser un misionero, y porque no, llevar su vida entera a la vocación de ser Sacerdote o Religiosa.“


Testimonio sobre Pa'i Puku por WhatsApp del 05.05.2021

P. Miguel Fritz OMI

nacido en 1955 en Hannover/ Alemania, miembro de la congregación de los Oblatos de María Inmaculada OMI, vino en 1985 como misionero al Paraguay, primero en la Colonia Independencia, despuès en el Vicariato Apostólico del Pilcomayo VAP, antropólogo e indigenísta, habla el Guaraní y el Nivaclé, publicó varios libros, funcionaba algún tiempo como provincial OMI en Asunción y como consejero para Latinoamérica en el Generalado OMI en Roma, desde 2019 en la parroquia de Fis'chat/ VAP en el Chaco.


No cabe duda, que en las mentes y los corazones de muchos paraguayos, Pa'i Puku ya es un santo!

”Personalmente no tuve la suerte de haberle conocido al Pa'i Puku. Pero justo por eso, me impresiona, cómo su nombre, su recuerdo está presente entre la gente. Escuché muchos testimonios, graciosos, originales, característicos de un hombre con ideales misioneros muy grandes; de tal manera que casi nada y nadie le pudieron frenar para llegar a la gente, a los más humildes, a los lugar más alejados. Entre los 50 lugares, instituciones o empresas que llevan nombres de Oblatos - este oblato es uno de los más recordados. No cabe duda, que en las mentes y los corazones de muchos paraguayos, Pa'i Puku ya es un santo.“


Testimonio sobre Pa'i Puku por WhatsApp del 02.05.2021

P. Oscar Javier Vera OMI

nacido en 1982 en Valenzuela, miembro de la congregación de los Oblatos de María Inmaculada OMI, recien como misionero en Mariscal/ VAP, ahora formadór del posnoviciado OMI en Asunción 


Mi experiencia personal de Mons. Pedro Shaw OMI - Pa'i Puku

"Cuando ingresé a la casa vocacional con los oblatos escuché por primera vez el nombre de Pa'i Puku en una charla con el P. Miguel Fritz. Me llamaba la atención dos cosas cuando hablaba de él. En primer lugar, el sobrenombre "Pa'i Puku", y en segundo lugar, su audacia misionera. Mi acercamiento a su historia de vida y concer más sobre su misión en el Vicariato fue cuando estaba terminando el estudio de la Teología. El tema de mi tesina trataba de la misión y un capítulo estaba dedicado a la misión de los oblatos en el Chaco. Allí fue donde tuve contacto con textos que se referían de Pa'i Puku. Después de leer sobre su vida, me queda la imagen de un hombre con gran fortaleza, incansable para visitar a la gente y de una entrega incondicional. Cuando fui ordenado sacerdote en el 2012 recibí la obediencia para la misión en el Vicariato. Era una oportunidad para vivir la oblación como oblato por donde han pasado tantos misioneros. Cuando llegué a Mariscal Estigarribia conocí la tumba de Pa'i Puku que reposa en la antigua iglesia Catedral "San Miguel". Para mí su vida y su misión está resumida en ese lugar, un misionero que se hizo uno del Chaco para quedarse definitivamente con su gente. En varias conversaciones con Mons. Lucio escuchaba anécdotas de la audacia misionera de Pa'i Puku. Me admiraba sus giras misioneras, no teniendo tanto medios en aquel entonces, llegaba a los lugares más lejanos y difíciles del suelo chaqueño. Su celo apostólico y su deseo de estar cerca de la gente era tan fuerte que recorría la gran extensión del Vicariato. Estando en el Chaco solo puedo imaginarme como era desafiante la misión de la iglesia en sus comienzos, sobre todo, lo que implicaba el clima, el idioma, la gran extensión, la falta de camino y de medios suficientes para la acción evangelizadora. Sin embargo, ninguno de esto fue obátculo para que Pa'i Puku pudiera visitar y llevar la Palabra de Dios y la Eucaristía a la gente. Para concluir, puedo decir que después de conocer un poco más de su historia de vida, me queda el testimonio de un misionero de entrega incondicional que con mucha fortaleza valentía vivía su misión."

Testimonio sobre Pa'i Puku por WhatsApp del 05.05.2021

Profesora Elodia Núñez Giménez

de Villa Hayes

PA'I PUKU

Monseñor Pedro Shaw, Pa'i Puku, gran misionero que llegó de tierra extranjera para adoptar nuestro país como suyo, sirviendo como sacerdote, luego como obispo a favor de los más desvalidos, necesitados, enfermos, llegando así a nuestro gran chaco paraguayo, en aquel entonces inhóspito, cruzando grandes esterales, kilómetros de distancia, sorteando distancia, campos, animales salvajes, montado a su caballo, llevando la Cruz de Misionero y bajo el manto protector de la Virgen María, llegaba a las estancias y comunidades indígenas llevando el evangelio y la gracia de los sacramentos.

Pa'i Puku, cuya traducción es Sacerdote de gran altura física, lo conocí en mi infancia, le cebaba mate en la Parroquia de Villa Hayes, siempre me impresionó su altura siendo yo chiquita frente a él; lo veía rezar el Santo Rosario y su breviario, caminando por la casa parroquial. Cuando fue obispo, yo asistía a la catequesis de preparación, siendo catequista, después fui su colaboradora en la formación de los agentes pastorales, en la comunidad de 25 Leguas (Tte. 1° Manuel Irala Fernández).

En el año 2019, por motivo de la Boda de Plata de las Hermanas de San José de Cluny, realice una pintura para el obsequio a la congregación: el retrato de la Beata Ana María; que, al momento de ser entregado, dicho retrato fue visto por el Dr. Michell Krischer, quien me solicitó realizar el retrato de Pa'i Puku; así lo hice y bajo la corrección de la Prof. Constancia, pude terminar, entregándole al Dr. Krischer su pedido.

Creo que, por su entrega a la vocación sacerdotal, hasta su partida inesperada junto al Padre Celestial, que significó una gran pérdida para los chaqueños y las familias paraguayas que vivió y compartió su vivencia y servicio. Mas entendemos, que Dios lo llamó para interceder por todos desde la morada celestial.

Así mismo, considero que con su vida demostró ejemplo de santidad y amor al prójimo. Espero, como tantas familias paraguayas, su pronta beatificación.

Unida en oración

Villa Hayes, Viernes Santo 2 de abril 2021

P. Olegario Domínguez OMI

de Asunción

Mis recuerdos del Pa'i Puku 

Por los años 60 llegó una carta del lejano Paraguay, donde un misionero que firmaba Pedro Shaw solicitaba lecturas sencillas para niños para una escualita que se había fundado en la parroquia y carecía lo más elemental. Me quedóla imagen de un misionero ágil y dinámico que se preocupaba por los pobres y por los niños. Pudo por fin encontrarme con el P. Shaw, convertido de apóstol itinerante en párroco de Puerto Elsa. Me impresionó su prócer estatura que valió el apelativo que se hizo célebre de Pa'i Puku (Padre alto), y más por su noble precencia personal, seria y reservada, y a la vez sonriente. Algunos pensaban que el P. Shaw podría ser el sucesor de Mons. Lucas, por el ascendiente de que gozaba en el pueblo y por la amistad que tenía con el Nuncio, Mons. Mees, belga y flamenco como él. ... El elegido asumió el cargo con serenidad y fortaleza de quien ha sopesado la magnitud y las dificildades del pastorazgo que se le confía, así como también su propia flaqueza, y lo acepta, no no apoyado en sus fuerzas, sino en la asistencia de lo Alto. Ciertamente el P. Shaw no tenía la astucia diplomática que a veces sirve para superar conflictos. Eso no iba con su carácter recto y entero. Pero no se le podía negar una gran experiencia de misión y un conocimiento de los problemas concretos. Estaba curtido en las luchas y contaba con una fe y una confianza en Dios a toda prueba, que no le permitían desanimarse. Un pastor con un corazón grande, abierto a todos los problemas de su gente y dispuesto a acercacarse cada una de sus ovejas con el mensaje de salvación, dispuesto a jugarse la vida por ellas como el Buen Pastor del Evangelio. Tal era el temple del obispo Shaw y su disposición fundamental.

Asunción, 8 de diciembre 2020

Mons. Livieres Banks + 

Ex- Secretario General de la Conferencia Episcopal Paraguaya

Pa'i Puku - un personaje especial y extraordinario!

Somos conscientes de rodear los depojos de una figura excepcional ... estaba dotado de una naturaleza física robusta, plena de energía y fortaleza ... traía un espíritu sacerdotal y misionero desbordante. ... fortines y poblados, estancias y puestos aislados, lugares desconocidos y hombres olvidados, recibieron su visita y conocieron de su tenacidad indomable, de su sencillez auténtica, de su austeridad ejemplar.

Asunción,  22 de junio 1984                                 (en la ceremonia del sepelio en la iglesia La Recoleta en Asunción)


En la "Encuesta General Pa'i Puku" en 2009 nos hicieron comentarios sobre Pa'i Puku las siguientes 115 personas:

(en el paréntesis la edad indicada en el año 2009 - se encuentra los originales en el archivo de la causa Pa'i Puku en Asunción)

1. Tomoteo Rodriquez (69), Villa Boquerón 2. Agustin Ruiz (70), Villa Boquerón 3. Cerodora Nuñez, San Antonio 4. Virgilio Martínez (34), San Antonio 10 Leguas 5. Gloria Saavedra (43), Mcal. Estigarribia 6. Vicente Famoso, Mcal. Estigarribia 7. Pablina Sosa, Mcal. Estigarribia 8. Celso Saavedra (37), Mcal. Estigarribia 9. Cristina Pereira (44), Filadelfia 10. Lidia Mariana V. (68), Mcal. Estigarribia 11. Emiglia Rivas (33), Mcal. Estigarribia 12. María del Pilar/ Miguel Franco (22), Laguna Negra/ Macharety 13. Francisca H. (48), estancia Laguna He'e 14. María Brizuela, Linea 32 15. Florindo Servin Virgen de Fatima 16. Lordes Duarte (24), San Marcos/ Linea 9 17. Laurenza Sifrido, Vallez (39), Nivaché de Filadelfia 18. Diana Benitez (21), Neuland 19. Victoria Bogado (37), Neuland 20. Esther González (23), Neuland 21. Antonio Saldivar (40), Tte. Irala Fernández 22. Agustina, Guaraní de Macharety 23. Pedro Rojas Torres (39), Nivaclé de Fischat/ San Leonardo 24. Silvero Ortiz (36), Nivaclé de San José - Esteros 25. Sebastian Zalazar Duarte (51), Nivaclé de San José - Esteros 26. Anastasia Moleon, Nivaché de Laguna Escalante/ Fischat 27. Josefina Cantero (50), Nivaché de Laguna Escalante/ Fischat 28. Kerovina Maldonado (57), Nivaché de Cayinoclim/ Neuland 29. Joaquin Vazquez (45),,Nivaclé de Cayinoclim/ Neuland 30. Emilio Ramón (53), Nivaclé de Filadelfia 31. Bernardo Acosta (77), Nivaclé de Filadelfia 32. Rogelia Mareira de Mercado (40), Nivaché de Filadelfia 33. Teresita Sanchez (51), Nivaché de Filadelfia 34. Remigio Acosta (41), Nivaclé de Filadelfia 35. Clemencio Mercado Calderon (27), Nivaclé de Filadelfia 36. Eleonora Acosta de Riquelme (37), Nivaché de Filadelfia 37. Eduardo Martínez (37), Mcal. Estigarribia 38. Jorge Luis Pesoa C. (35), Mcal. Estigarribia 39. Justo Calonca (67), María Auxiliadora /10 Leguas 40. Antonia Espinola (44), Puerto Elsa 41. Cesar R. Chaparro (44), Puerto Elsa 42. Juana de Gómez (68), Puerto Elsa 43. Mirta Samaniego (47), Puerto Elsa 44. Francisca González (40), Puerto Elsa 45. Vicenta Cabral (31), Puerto Elsa 46. Osvaldo A, Nuñez (40), Puerto Elsa 47. Lilia Jara de Colman (73), Lambaré48. Aníbal Oviedo (67), Villa Elisa 49. Felina Caceres (67), Benjamín Aceval 50. Francisco Javier López Cano (54), Benjamín Aceval 51. Rosa López (50), Benjamín Aceval 52. Joaquina Avala de Caballero (69), Benjamín Aceval 53. Angela Villalba (20), Cerrito 54. Hilda Zarate de Ayala (65), Tte. Esteban Martínez 55. Miguel Fernández, Asunción 56. María Victoria López de Fernández (51), Asunción 57. Sr. Eulalia Nuñez Baez (53), Asunción 58. Sr. Margarita González (50), Fischat - Laguna Escalante 59. Sr. María Eulalia Rodriguez (79), Capiibary 60. María S. González (65), Villa Elisa 61. Liliana Arevalos (20), Pirizal 62. Celestina Rojas Pirizal 63. Mirian S. Ferreira (21), Pirizal 64. Paulo González (72), Pirizal 65. Eustaquio Marecos (81), Pirizal 66. Irma María P. (21), Pirizal 67. Juan Acosta (75), Pirizal 68. Liz Paola Fleitas López San Lorenzo 69. Eudes Adan Paraira (16), Campo Aceval 70. Pabla Caceres (50), Benjamín Aceval 71. Ruben Rojas Remansito 72. Aparicio Caceres (56), Remansito 73. Javier González (17), Villa Choferes/ escuela Pa'i Puku 74. Hector Zarza (17), Concepción/ escuela Pa'i Puku 75. Eulogio Nuñez Gimenes (78), 76. Juan de Mena 77. Claudia Santa Cruz (78), Villa Hayes 78. Victor Cottet (48), Villa Hayes 79. M. Bernardine Pascottini (69), Villa Hayes 80. Armando R. Gómez (63), Villa Hayes 81. Diodora Marecos (65), Villa Hayes 82. Segunda Amarilla (47), Villa Hayes 83. Juli Cesar Cardozo Yaguisich (49), Villa Hayes 84. Ninfa Gladys Arguello (60), Asunción 85. Cipriana Morel (49), Río Negro 86. Maximino Avalos (39), Pozo Colorado 87. Elida R. de Meza (53), Cruce Loma Plata 88. NN., Guaraní de Mcal. Estigarribia 89. María Leticia Ruiz (67), Mcal. Estigarribia 90. Pablo Arzamendia (45), estancia Selva María 91. Vidal Rojas (48), estancia Pancho media Luna 92. Elisa Trinidad (34), Campo Aceval 93. Estanislao Espinoza (33), escuela Pa'i Puku 94. Mercedes Duré (60), escuela Pa'i Puku 95. Cristina Ramirez (41), escuela Pa'i Puku 96. Carmelo González (43), escuela Pa'i Puku 97. Erminio Longely (41), escuela Pa'i Puku 98. José Ramirez (38), escuela Pa'i Puku 99. Noemi de Fariña (60), Asunción100. Magdalena Oviedo (40), Tte. Irala Fernández 101. P. Leonardo Coronel (43), Puerto Elsa 102. Antonia Moreno de Pereira (56), Fernando de la Mora 103. Martina López, Nivaché de San José - Esteros 104. Felicita Velazquez de Acosta, Nivaché de San José - Esteros 105. Ramón Rosendo (44), Nivaclé de Fischat - Laguna Escalante 106. Maria Elena Saldivar (?), Guaraní de Pedro P. Peña 107. Antonia Wehente (48), Asunción 108. Juan Benitez (67), Pirayú 109. Gloria Gamarra, Asunción 110. Ramona Lugo de Bogarín (63), Asunción 111. Pablo Contera (72), Villa Hayes 112. Carlita Zebeda (61), Fdo. De la Mora 113. Rogelio Torres (48), Lambaré 114. Antonio Silvero, San Lorenzo 115. Dolly Stewart Núñez, Asunción  

¿Quieres dar tu testimonio sobre Pa'i Puku?